Frazadas

¿Cómo elegir la frazada perfecta para los días de frío?

Con los días fríos que estamos viviendo últimamente tanto en Buenos Aires como en el resto del País, contar con una frazada abrigada a mano puede mejorar nuestra calidad de vida de forma exponencial. Es verdad que son artículos que tienden a pasar desapercibidos y olvidados, ya que es el edredón o la colcha los que destacan como la estrella de la cama, mientras que son las sábanas las que brindan esa caricia de suavidad que tanto nos gusta. Pero es la frazada, metida entre las dos, la que crea una barrera definitiva entre tú y el exterior para mantenerte calentita/o.

Por lo general, las podemos dividir en frazadas sintéticas y de fibras naturales. Las frazadas sintéticas son todas aquellas que están hechas de materiales que por lo general son plásticos, como poliéster, acrílico, polar y fibras recuperadas/recicladas. Las hechas de fibras naturales están hechas con fibras que vienen de la naturaleza, como algodón, lino, alpaca y lana.

Ahora veremos de manera resumida las características de estos dos grupos:

  1. Frazadas sintéticas: Tienen buena resistencia a los lavados (dependiendo de la calidad de la fibra que se utilice), no permiten que la transpiración salga al exterior (no son higroscópicas), entregan un calor húmedo, no son ecológicas (como son materiales sintéticos, son plásticos, por lo que contaminan y deben pasar miles de años para que se degraden) y son económicas.
  2. Frazadas de fibras naturales: Tienen buena resistencia a los lavados, son naturalmente respirables (permiten que la transpiración salga al exterior porque son higroscópicas), entregan un calor seco y confortable, son ecológicas porque provienen de fuentes renovables. No son tan económicas como las sintéticas.

El tamaño ideal

Si estás comprando una frazada para el sillón no hace falta que pienses demasiado en esto (solo dependerá de si preferís taparte con una frazada más grande o más pequeña), pero si estás eligiendo una frazada para tu cama, necesitás una que sea lo suficientemente grande como para cubrir el colchón con algunos centímetros adicionales para colocar alrededor de los costados y la parte inferior.

El Diseño

Lógicamente, cuando comprás una frazada lo primero que debés analizar es su uso práctico (qué tanto abriga, cómo se siente al tacto, etc.), pero eso no significa que debas dejar de lado el apartado estético de la misma.

Al momento de comprar una frazada pensá dónde la vas a poner: si su lugar va a ser debajo del edredón asegúrate de que tenga un diseño capaz de combinar con él y con tus sábanas (o por lo menos, con la mayor cantidad posible de tus sábanas). Si su lugar será sobre la cama, tendrías que pensar en combinarla con el resto de la habitación, siguiendo la paleta de colores que hayas definido e intentando que tenga una textura similar al resto de los artículos textiles o tapizados que pueda haber en la habitación. Lo mismo sucede si vas a usarla para mirar pelis en el sofá: si va a quedar fija en el salón, asegúrate de que no rompa la estética del espacio.

En Metroblanc contamos con frazadas de diferentes categorías, precios y calidad, además nuestras ventas a precio mayorista significan un ahorro importante para tu economía, no solo para casas y hogares sino también para Hoteles e Instituciones.

Acolchados y Cubrecamas: todo lo que tenés que saber
¿Cómo elegir las mejores sábanas?
Mi Carrito
Mi Lista
Categorías
Scan the code